10 consejos importantes para hacer mudanza

La mudanza puede ser una operación estresante, sobre todo si quieres estar fuera y en el nuevo lugar lo antes posible. Tanto si se trata de una mudanza interestatal, como si se trata de una mudanza de carretera o de un barrio diferente, la mudanza no tiene por qué ser una experiencia exasperante.

Desde el embalaje hasta el desembalaje y todo lo demás, estos 10 prácticos consejos de Mudanzas Luján le ayudarán a que la mudanza sea fácil e indolora.

1. Haz una limpieza de primavera

Encontrar por dónde empezar puede ser desalentador si se está mudando de casa. Para facilitar las cosas, cuantas menos cosas tenga que empaquetar, menos tiempo y espacio necesitará.

Un buen punto de partida es deshacerse de todo lo que ya no utiliza. Cosas como la ropa vieja, la ropa de cama, los adornos, los muebles, las plantas e incluso las cosas de la despensa que no se han tocado en años. Al deshacerte de lo viejo y lo que no usas, esto te dará un nuevo comienzo y un viaje de mudanza más ligero.

2. Desmontar los muebles

Desmonte los objetos y muebles que se desmontan con facilidad y que no necesitará utilizar durante la mudanza. De este modo, también se gana espacio y se puede transportar fácilmente.

Coloca los componentes desmontables, como tornillos o pernos de los muebles desmontados, en una bolsa de plástico transparente o en un contenedor. Pegue la bolsa a los muebles más grandes o asegúrelos en otro lugar, pero asegúrese de anotar qué componentes pertenecen a cada uno.

3. Ahorrar espacio

Empaqueta o desmonta todo lo que puedas y consolida los objetos más pequeños que puedan perderse si se empaquetan en una caja más grande. Utilice bolsas de cierre al vacío para cosas como la ropa que no se pone a menudo, las sábanas, las toallas, etc.

Aproveche al máximo las cestas, maletas y cubos de la ropa sucia metiendo en ellos lo que pueda. Sin embargo, evita meter tus objetos de valor dentro de ellos y en cualquier mueble como armarios o cajones donde puedan dañarse o perderse.

4. Empaque la vajilla en posición vertical

Embalar los utensilios de cocina es un proceso muy delicado y tedioso. Apila los objetos como platos y cuencos en vertical, y utiliza paños, papel de cocina o material para separarlos y que no se rompan o astillen. Intenta evitar el uso de papel de periódico, ya que puede manchar y ensuciar la vajilla.

5. Haz fotos

Si quieres recordar cómo estaban distribuidos tus muebles en tu anterior casa, haz fotos de los muebles antes de desmontarlos si quieres mantener la misma distribución. Esto también le dará una idea de cómo volver a colocar los muebles.

Haz también fotos de tus aparatos electrónicos y de los cables para ayudarte a recordar a dónde pertenecen todos los cables.

6. Distribuye el peso

Puede parecer de sentido común, pero la forma en que llenas tus cajas puede estar decepcionándote. Empaque los artículos pesados en el fondo y los más ligeros en la parte superior. Empaquetar los artículos más ligeros en cajas de mudanza más grandes y los más pesados en cajas más pequeñas facilitará su transporte y traslado, aunque intente evitar empaquetar más de 20 kg en cualquier caja.

7. Etiqueta y lista

Etiquete siempre las cajas de la mudanza con su contenido, esto le ayudará a la larga cuando busque un artículo concreto. También es eficaz preparar una lista de inventario separada en la que se detalle el número de la caja y su contenido para tenerla como respaldo.

8. Habitación por habitación

Empaque una habitación a la vez, manteniendo juntas todas las cajas empacadas para cada habitación. Deje para el final la habitación más utilizada, como el dormitorio o la cocina.

9. Tenga en cuenta su primera noche

Es posible que se sienta agotado después de la mudanza, más aún si no cuenta con la ayuda de un transportista. Por eso, asegúrese de que todo lo que necesita para instalarse en su nuevo hogar la primera noche sea de fácil acceso. Considere la posibilidad de empacar una «caja de primera noche» separada que contenga ropa de cama, toallas, ropa y artículos de aseo para todos los miembros de la familia.

10. Mudarse con seguridad

No empaques artículos peligrosos como los corrosivos, inflamables, explosivos, combustibles espontáneos, tóxicos, oxidantes o reactivos al agua. Artículos como las bombonas de gas GLP y el combustible para segadoras entran en esta categoría. Tenga especial cuidado al embalar objetos punzantes y asegúrese de que no sobresalen de las cajas; todas las cajas deben poder cerrarse y taparse con cinta adhesiva.

La mudanza puede ser agotadora, pero si está preparada y organizada puede eliminar gran parte del estrés del día, lo que le permitirá un viaje más fácil para que pueda centrarse en instalarse en su nuevo hogar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.