5 cosas que debe saber antes de comprar un calefactor

Los inviernos más crudos exigen el uso de aires acondicionados y calefactores que consumen mucha energía, y la factura que los acompaña siempre tiende a perjudicar el bolsillo.

Elegir el calefactor adecuado (y más rentable) es difícil: ¿comprar uno que sea barato pero que pueda consumir más electricidad o gas, o desembolsar más dinero por adelantado pero ahorrar más en las facturas de energía cada invierno? Les dejamos estos consejos y trucos para encontrar el calentador que mejor se adapte a sus necesidades.

1. NO ELIJAS LA OPCIÓN MÁS BARATA

Generalmente, cuanto más bajo es el precio, mayor es el vataje, lo que significa un mayor consumo de energía. Aunque pienses que estás comprando una ganga, la factura de unos meses demostrará lo contrario. Opta por un calefactor de menor potencia para ahorrar dinero a largo plazo.

2. INSPECCIONE SU ESPACIO

¿Necesitas un calefactor que caliente rápidamente un espacio pequeño? Elige un calefactor con ventilador, ya que mantiene el aire en movimiento, en lugar de permitir que se acumule cerca del techo.
Si necesitas calentar una habitación más grande durante más tiempo, opta por un calefactor de aceite (o de columna), ya que dispersa el calor en espacios grandes de forma lenta y constante.

3. ¿TIENES NIÑOS? OPTA POR LA OPCIÓN MÁS SEGURA

Los calefactores de aceite son los más seguros para los niños y los bebés, ya que no tienen llama, sino que el aceite se calienta en el interior de las columnas y circula por el aire. Son la opción más adecuada para las habitaciones en las que el calefactor debe estar encendido durante un largo periodo de tiempo, como los dormitorios.

Busca un calentador de aceite que tenga un dispositivo de apagado por inclinación. Esta característica de seguridad significa que el calentador se apagará automáticamente si se vuelca.

4. GAS VS ENERGÍA

Si buscas una fuente de energía constante que no suponga una carga para el bolsillo, Nathan te recomienda que optes por la calefacción de gas. «La calefacción de gas requiere que la casa tenga un suministro de gas, que puede ser costoso de conseguir, pero a largo plazo es una forma de energía relativamente barata. Además, es más respetuosa con el medio ambiente que la electricidad, ya que genera alrededor de un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero.»

5. INVERTIR EN UN TEMPORIZADOR Y UN TERMOSTATO

Un temporizador te permitirá encender la calefacción para calentar una habitación antes de que entres en ella, o apagarla después de que te vayas. Un termostato merece la pena, ya que mantiene una temperatura uniforme y sirve para conservar la energía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.