Unidades de autoalmacenamiento vs contenedores de almacenamiento

Mudarse al otro lado de la ciudad, por no decir al otro lado del país, puede ser una aventura agotadora. Por supuesto, con cualquier mudanza, hay una buena cantidad de «piezas de la mudanza» que hay que tener en cuenta para que el traslado de un espacio a otro sea lo menos doloroso posible. Pero por muy bien que lo planifiquemos, suele haber algunos contratiempos de la mudanza por el camino.

Por eso te recomendamos que guardes en una unidad de autoalmacenamiento todo lo que no necesites inmediatamente en tu nuevo hogar. Al fin y al cabo, su propio vehículo o camión de mudanzas probablemente transportará la mayor parte de sus muebles y artículos más grandes que necesitará durante la primera semana de su mudanza, pero ¿qué pasa con todo lo demás? Siga estos consejos de Tuweco:

¿Qué pasa con esos artículos de temporada con los que no quiere complicarse al principio de su mudanza?

¿O los muebles que le gustaría conservar, pero para los que aún no ha encontrado el espacio o la ubicación adecuada? Por eso nos encanta el autoalmacenamiento como respuesta. Sin embargo, a menudo nos preguntan cuál es la mejor manera de hacer un almacenamiento temporal para antes, durante o después de una mudanza. ¿Cuál es la mejor solución: una unidad de autoalmacenamiento fija o un contenedor de mudanza? Ambas opciones tienen sus ventajas, y todo depende de lo que necesites y del lugar al que te dirijas. Aquí tienes nuestra opinión.

¿Te mudas cerca? Utiliza el autoalmacenamiento

Si tu nuevo hogar está situado en la misma región general que tu unidad de autoalmacenamiento -piensa en un radio de 25 millas como máximo- entonces es probable que la mejor opción sea mantener tu unidad de almacenamiento actual, ya que estás listo para ordenar lo que necesitas y lo que no. Si se va a mudar a una gran distancia, pero ya tiene una unidad, no tiene que apresurarse a sacar todo antes del gran día de la mudanza. Hay muchas empresas de mudanzas que irán a su unidad de almacenamiento, empaquetarán sus pertenencias y las entregarán en su nuevo hogar. Sólo tiene que coordinarse con el almacén y la empresa de mudanzas para permitir la entrada a la instalación y a su unidad de almacenamiento de forma segura. Por supuesto, para garantizar la seguridad, es mejor estar presente en el momento de la entrada.

Si se va a mudar a una ciudad o barrio cercano y no dispone de un almacén en la actualidad, quizá sea el momento de invertir en un espacio temporal. Aligere la carga de la mudanza con cada cosa, y guarde todo lo que no tenga un lugar inmediato en su nuevo hogar. Si estás reduciendo tu tamaño, esto es aún más importante. Puede que no haya tiempo para clasificar, vender y donar lo que no puede ir con usted. En lugar de apresurarse a deshacerse de los objetos que realmente podría necesitar, guárdelos en un almacén durante un tiempo después de la mudanza. Acomódate y luego trabaja en tu unidad de autoalmacenamiento.

¿Te mudas al otro lado del país?

Por supuesto, nos encanta el autoalmacenamiento, pero a veces necesitas todo lo que hay en tu unidad de almacenamiento para el momento de tu mudanza, especialmente si resulta ser un viaje a través del país. Si actualmente no tiene una unidad de autoalmacenamiento, pero sabe que necesitará almacenar artículos más grandes en algún tipo de almacén, es posible que necesite un contenedor para mudanzas. Las opciones de almacenamiento portátil son costosas, por decir lo menos, pero es una buena opción para aquellos que sólo necesitan almacenamiento temporal durante unas pocas semanas a un mes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.